Malapublicidad

Ni objetiva ni veraz, ni buena ni efectiva

Descuentate un 25% del sueldo

Posted by Monica en 28 marzo 2009

Ahhh, la crisis. Eso tan omnipresente y pronosticado por sabios varios, economistas, banqueros y ecologistas. Esa musa que deja sin trabajo a obreros de construcción, fabricantes de automóviles y publicistas.

Si es que, bien vista, la crisis va a traer muchas cosas buenas si dura lo suficiente y no pasa de milagro. Nos libraremos de charlatanes y el sector profesional se reorientara a trabajos no basados en la especulación. Pero, de momento, algunos siguen luchando por sobrevivir.

Los nuevos anuncios de Carrefour son un perfecto ejemplo de esto. En breves palabras, estamos ante una publicidad al revés. No, no es que sea sincera o proporcione información valida y veraz (en tal caso ya no sería publicidad), es que se pasa por la piedra los principios psicológicos básicos en los que se debe fundamentar una campaña de alienación y modificación de la conducta de consumo. O, lo que es lo mismo, aplica los principios normativos tradicionales y estereotípicos de la publicidad cuando las condiciones de su aplicación han cambiado. Vayamos por puntos.

1.       Se crea un grupo de referencia que se pone en una situación idealizada (todo va bien). En este caso, las tradicionales amas de casa, cuya única preocupación en la vida es seguir lavando bien. Error, ya no estamos en los años 60.

2.       Aunque intencionado, el tono general del anuncio (las asociaciones ficticias) se mantiene como algo real e improvisado, siendo a su vez obvio que es la creación artificial de una multinacional. En estos casos, si bien es correcto mantener el tono de humor, se produce una disonancia cognitiva por presentarse dos mensajes contrarios, generando a corto plazo una sensación de incomodidad (querer pertenecer a ese mundo feliz, pero a la vez saber que todo es falso).

3.       Se ridiculizan grupos sociales y asociaciones serias (los cuales son clientes potenciales). Si bien, de momento no ha surgido ninguna protesta social, posiblemente debido al tono cómico y al desconcierto general provocado por la crisis, una buena publicidad “ha de contentar a todos”.

Lo antes comentado es perfectamente aplicable a todos los spots de la campaña.

La web de la campaña, encuadrada por sus creadores dentro del formato guerrilla (o viral, según mas guste), no cumple los criterios mínimos de este formato, ya que presenta un diseño demasiado cuidado, síntoma inequívoco de que los creativos no tuvieron el detalle de mover sus neuronas y visitar webs de asociaciones reales. Asimismo, parece que se está volviendo a poner de moda, entre los macacos que se dedican al diseño en España, el estilo cubista de cartelería desarrollado por Alexander Rodchenko en los albores de la Unión Soviética, allá por los años 20 del siglo XX. Claro que en esa época fotomontajes de ese calibre eran rompedores y, además, estaban a la última en lo referente a tendencias artísticas. Sin embargo, al marcar tan claramente una época, todo lo que se ha hecho utilizando este estilo resulta anacrónico y aberrante.  La generación de artistas gráficos a la que pertenecía Rodchenko estaba inspirada por ideales que hoy en día no solo no se conocen, sino que tampoco se entienden.

 Por último, como apunte personal, advertir que esta campaña también se puede considerar como desleal y abusiva.

 Al igual que todas las demás macrocadenas multinaciones, Carrefour compra a los proveedores utilizando el pago diferido. Así pues, los descuentos del 25% que prometen son un simple chantaje engañoso. El consumidor, que en la inmensa mayoría trabaja en sectores muy relacionados con los proveedores (lo que más se consume es alimentación y esta se fabrica, casi toda, en el país que la consume), pierde ese 25% en salarios o simplemente en puestos de trabajo.

Anuncios

Una respuesta to “Descuentate un 25% del sueldo”

  1. leugim62 said

    Para anuncios de empesas que aprovechan la crisis, ve este de telefónica http://www.youtube.com/watch?v=7ISnN5USo9s, con el añadido de clara bicefalia machista: la familia protagonista tiene un hombre que trabaja y al que han despedido, y ella, la esposa que no sale de la cocina pero tiene amigas trabajadoras capaces de utilizar sus amistades para conseguir un trabajo al marido despedido. Y además, es engañoso el anuncio: los trabajos se están perdiendo por miles al día y pretenden que nos creamos que se encuentra uno así como así.
    Pero tampoco deberías dejar de ver el de Skoda http://www.youtube.com/watch?v=qb0JbD9QRaU : machista y mal hablado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: